Nicaragua presente en la Cumbre Mundial de Defensores/as de Derechos Humanos

Publicado el

Defensores y defensoras de los derechos humanos de todos los rincones del planeta, se reunieron con el objetivo de elaborar un Plan de Acción para proteger y promover el trabajo de los y las activistas que luchan por los derechos, en el marco de la Cumbre Mundial de Defensores/as de Derechos Humanos que se llevó a cabo en París, del 29 al 31 de Octubre de 2018.

Nicaragua hizo presencia en la cumbre con la participación de la Dra. Vilma Nuñez, Directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) y Félix Maradiaga, Director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP). Durante los tres días que fueron dedicados a debatir la situación de los derechos humanos en todo el mundo, los delegados por Nicaragua dieron a conocer la grave situación de los derechos humanos que vive el país.

Entre los defensores y defensoras que asistieron a la cumbre Alice Mogwe, secretaria general de la Federación Internacional de los Derechos Humanos y directora del Centro para los Derechos Humanos de Botsuana; el periodista ganador del premio Pulitzer Matthew, Caruana Galizia, quien está exigiendo justicia tras el asesinato de su madre, Daphne Caruana Galizia, en Malta hace un año; y, Anielle Franco, que está llevando a cabo una valiente campaña en nombre de su hermana, Marielle Franco, activista brasileña y concejala electa que fue abatida a tiros en su coche hace seis meses.

Hina Jilani, presidenta de la Organización Mundial contra la Tortura, fundadora de la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán y primera relatora especial de la ONU expresó sobre la situación de los defensores de los derechos humanos que “los Estados nunca nos han dado espacio; el espacio para la sociedad civil existe gracias a los defensores y defensoras de los derechos humanos. Verlos hoy aquí, a todos y todas, comprometidos con la defensa de los derechos humanos me hace ser un poco menos pesimista. Nunca antes hemos sido un movimiento tan global. Pero debemos enviar un mensaje claro a los Estados: deben estar a la altura del desafío y alzar la voz en favor de los defensores y defensoras de los derechos humanos. Los derechos humanos no se conquistan gratis”.

En la Declaración de la ONU sobre los Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos de 1998, los gobiernos adoptaron la Declaración de la ONU sobre los Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos para reconocer el papel clave que estos desempeñan. Pese a que se han realizado avances en algunos ámbitos, muchos gobiernos continúan incumpliendo sus compromisos 20 años después de la primera cumbre, y el contexto global en el que actúan quienes defienden los derechos humanos es cada vez más complicado. Los valores democráticos están en peligro, y la corrupción sistémica, la desigualdad y la discriminación extrema, el fundamentalismo religioso y las políticas extremistas están en auge.

Además de esto, se está realizando un esfuerzo concertado para socavar los derechos humanos y desacreditar y matar a sus defensores y defensoras. En 2017 han sido asesinados al menos 312 defensores y defensoras de los derechos humanos, el doble que en 2015, en la mayoría de los casos con impunidad para los perpetradores. Con el Plan de Acción se pretende abordar estas injusticias y apoyar a los defensores y defensoras de los derechos humanos para que continúen realizando su trabajo esencial en un entorno seguro.