Comunicado y Denuncia Pública por las agresiones a nuestro director, Félix Maradiaga

Publicado el

El Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP), su Junta Directiva, su Asamblea de Investigadores, sus Directores, sus investigadores nacionales e internacionales y sus trabajadores, a quienes se suman voces de cooperantes y beneficiarios de la sociedad civil, comunidad académica y científica de Nicaragua, expresamos ante la comunidad nacional e internacional lo siguiente:

 

1) Denunciamos la inhumana, alevosa y salvaje agresión perpetrada el día de hoy en la ciudad de León, por un grupo de fanáticos partidarios del actual Gobierno de Nicaragua contra ocho jóvenes estudiantes que se encontraban reunidos en una céntrica cafetería de la ciudad, analizando la situación de los derechos humanos en nuestro país, con nuestro Director Ejecutivo, el académico Félix Maradiaga Blandón, quien fue gravemente lesionado por los atacantes.

 

2) Esta brutal agresión constituye una grave violación a los derechos humanos y libertades básicas de la ciudadanía nicaragüense, y en particular al derecho a la integridad personal, la libertad de reunión, la libertad de pensamiento y la libertad de expresión, y además constituye un feroz acto de intimidación en contra de la comunidad científica y universitaria de Nicaragua.

 

3) Por las características de la agresión, es evidente que se trata de una acción planificada y coordinada por autores intelectuales en la sombra, siendo una clara materialización del incremento irracional de la represión selectiva desatada por el Gobierno de Nicaragua desde hace más de dos meses, contra todas aquellas personas que alzan su voz contra las ilegalidades y los abusos del régimen.

 

4) Hacemos un llamado a todas las organizaciones académicas, sociales, civiles y políticas, nacionales e internacionales, a denunciar esta brutal agresión, como evidencia de la represión selectiva emprendida por el Gobierno de Nicaragua, y de su absoluta desatención a los reiterados y claros llamados de la Comunidad Internacional para respetar los derechos humanos del pueblo de Nicaragua, los cuales están contenidos en su propia Constitución Política.

 

Dado en Managua, a los once días del mes de julio del año dos mil dieciocho.