IEEPP: Urge una política pública de derechos humanos para que jamás se repitan los crímenes de abril y de mayo

Publicado el

De acuerdo al análisis del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP), uno de los aspectos más graves del sistema jurídico y de administración pública de Nicaragua, ha sido la incapacidad del Estado de Nicaragua de prevenir los crímenes de lesa humanidad ocurridos en abril y mayo, y que continúan en aumento.

Félix Maradiaga, director del IEEPP, expresó que “todos las alertas y mecanismos de prevención fallaron por completo, ya que el Estado y sus fuerzas de orden público quedaron subordinados a una visión extremista y criminal de hacer política. Tomará muchos años reparar ese sistema, particularmente a la Policía Nacional, pero hay que empezar lo más pronto posible”.

En base a lo anterior y en aras de aportar a la protección y promoción de los Derechos Humanos en Nicaragua, IEEPP impulsó la creación de una propuesta de Políticas Pública sobre el tema, la cual se construyó a partir de la experiencia y la consulta hecha a organizaciones de sociedad civil, activistas, periodistas, entre otros actores.

La propuesta de política identifica las principales dificultades que enfrenta Nicaragua para la promoción y protección de los Derechos Humanos, explica Edgardo Pinell, coordinador del proyecto de derechos humanos del IEEPP, quien agregó que “las problemáticas se identificaron con el objetivo de demandar al Estado el cumplimiento de los estándares internacionales en materia de Derechos Humanos que garanticen la eficaz promoción y protección de los mismos en el país”.

Los temas retomados en la política propuesta son: Derecho de asociación; litigio estratégico en materia de Derechos Humanos; limitaciones y alternativas al financiamiento de las organizaciones de sociedad civil; acciones administrativas y legislativas para garantizar la promoción y protección de los Derechos Humanos; y, reforzamiento de la protección de los Derechos Humanos de los nicaragüenses ante instancias internacionales.

Maradiaga, destacó que del proceso de construcción de la política se derivó la propuesta de “un cambio radical de estrategia, donde las organizaciones de sociedad civil abandonen su rol reactivo ante los abusos y violaciones a Derechos Humanos por parte de las autoridades y transiten a una estrategia que fortalezca sus capacidades y centre la demanda del respeto y protección a los Derechos Humanos en estándares establecidos por el Derecho Internacional a fin de que nunca más en la historia se vuelvan a repetir los crímenes de lesa humanidad que hemos presenciado”.

Recomendaciones de la política

A partir de los temas abordados en el documento se señalan una serie de recomendaciones que buscan el cumplimiento de estos derechos fundamentales.

“La política busca que Nicaragua transite hacia el pleno cumplimiento de las obligaciones internacionalmente adquiridas en materia de Derechos Humanos, tomando en cuenta que más que ratificar instrumentos internacionales debe existir la voluntad política institucional de llevarlos a la práctica sobre los principios “pro persona”, la igualdad y la no discriminación”, dijo Pinell.

Entre las propuestas de acción destacan: a) la creación del Observatorio de Derechos Humanos para dar seguimiento a las recomendaciones hechas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al gobierno de Nicaragua y en general fortalecer la labor de promoción y protección de derechos humanos en Nicaragua; b) la autorización para el ingreso de los activistas de Derechos Humanos al Sistema penitenciario; c) cambios legislativos en materia de tipificación de la tortura; d) el efectivo respeto a la Libertad de Expresión; y, e) la reglamentación del derecho constitucional a la protesta.

IEEPP pretende que esta propuesta de política sea un documento de discusión e insumo para el proceso de justicia y democratización en el país.