(De izq. a der.) Mario Sánchez, CASC-UCA; Adelmo Sandino, IEEPP; y, Heizel Torres, Centro Humboldt.
(De izq. a der.) Mario Sánchez, CASC-UCA; Adelmo Sandino, IEEPP; y, Heizel Torres, Centro Humboldt.

Nicaragua cambia el modelo de extracción minera

Publicado el

A raíz de la aprobación reciente de la Ley Creadora de Empresa Nicaragüense de MINAS (ENIMINAS), el Gobierno de Nicaragua ha puesto a disposición de inversionistas mineros, más de un 12% del territorio nacional hasta ahora reservado para la actividad minera industrial.

Es por lo anterior que el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) y el Centro Humboldt desarrollaron el foro “Las nuevas reglas del sector minero ¿debe el Estado de Nicaragua involucrarse en el negocio minero?” para analizar las implicancias que tiene que el gobierno participe en alianza con el sector privado en proyectos de explotación y exploración minera.

Adelmo Sandino, investigador de Ieepp, aseveró que el país está frente a un nuevo modelo minero “si bien prevalece el modelo basado en un régimen privado de concesiones ahora entra una empresa estatal que va a poder asociarse con el capital extranjero para explotar los recursos”.

Agregó que “ahora se ponen a disposición estas áreas de reserva minera y se permite con capital privado explorar y explotar estos recursos sin que paguen impuestos de ninguna índole, ni tributos nacionales, ni municipales”.

Sandino destacó que el contexto que rodea Eniminas se hace en un espacio en el que persiste un debilitamiento muy serio de la legislación ambiental, tomando en consideración la eliminación del decreto 76-2006 del Sistema de Evaluación Ambiental, según lo que establece el decreto 15-2017, publicado en La Gaceta, Diario Oficial, número 163 del 28 de agosto pasado y que elimina los estudios de impacto ambiental.

Por su parte Heizel Torres, oficial de minería del Centro Humboldt, detalló en su presentación que “no existe minería verde, no existe minería responsable”.

Para la oficial de minería del Centro Humboldt, el 2017 ha sido un año caliente para el tema minero, “sólo a inicio de año tuvimos la apertura del proyecto de San Albino, en el Jícaro, Nueva Segovia, ahí viven alrededor de 500 familias que no conocen el proyecto; luego nos vamos a Mina La India con siete defensores ambientales acusados por desmoronar un cerro de tierra que era privado; luego tenemos la presencia de más de 200 antimotines instalados en Mina La India”.

Torrez tiene la preocupación de que con ENIMINAS los movimientos sociales tendrán que solicitar la transparencia de la información y la rendición de cuentas directamente al Estado.

“Ahora vamos a tener que demandar al Estado que cumpla, porque esta va a ser una empresa estatal; y eso viene a poner más tensión al tema de los movimientos sociales porque ahora no se pensará en transnacionales sino ir al gremio vinculado con ENIMINAS para poder responder”, detalló.

En el evento se desarrollaron dos paneles: “El contexto minero: de la bonanza minera a la conflictividad social” y ENIMINAS, ¿un nuevo modelo minero o una continuidad extractivista?

Los panelistas fueron: Luis Murillo, catedrático de la Universidad Centroamericana (UCA), Mario Sánchez, sociólogo y director del CASC – UCA, Heizel Torres, oficial de minería del Centro Humboldt, y Adelmo Sandino, economista e investigador del IEEPP.