(De izq. a der.) Félix Maradiaga, director de Ieepp; Matilde Ceravolo, Jefa de Sección Gobernabilidad de la Unión Europea; y, Grasiela Marsal, directora del CEPS.
(De izq. a der.) Félix Maradiaga, director de Ieepp; Matilde Ceravolo, Jefa de Sección Gobernabilidad de la Unión Europea; y, Grasiela Marsal, directora del CEPS.

Ieepp y CEPS celebran tres años de trabajo para la promoción de la educación con calidad en Nicaragua

Publicado el

Por un período de tres años el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) y el Centro de Estudios y Promoción Social (CEPS) con el apoyo de la Unión Europea, desarrollaron una serie de actividades innovadoras para contribuir al fortalecimiento de la participación ciudadana, de actores públicos y privados en el mejoramiento de la calidad de la educación básica y media.

Para Félix Maradiaga, director de Ieepp, la implementación del proyecto “La calidad de la educación, una responsabilidad de todas y todos” fue exitosa porque se logró “el posicionamiento del tema en la agenda de la opinión pública” y se realizaron varias acciones para movilizar a la población en torno al mismo, entre las que destacó “una campaña de reflexion, la producción del documental Sueños de Birrete, la apertura de espacios de diálogo y reflexión en diferentes territorios del país, la elaboración de herramientas metodológicas de trabajo para la comunidad educativa e investigaciones sobre temas educativos de interés nacional.”

Calidad educativa en multigrado

En el marco del proyecto se desarrollaron tres investigaciones con información clave sobre la calidad de la educación, una de ellas es “La calidad educativa en la escuela multigrado” que identificó la existencia de un marcado nivel de inequidad en el aprendizaje de la niñez atendida en la escuelas multigrado, validado por la percepción de docentes consultados en 13 departamentos del país.

Alex Bonilla, investigador del Ieepp en temas de educación, expresó que en las escuelas multigrado “hay una marcada insuficiencia de materiales y recursos para enseñar y aprender en el aula de clases” y desde su punto de vista “el sistema educativo es ineficaz al no atender de forma sustantiva las necesidades de aprendizaje, en función de mejorar los resultados académicos de niños y niñas de multigrado”.

Por otro lado mencionó que los docentes “invierten hasta un 20% de su salario para subsidiar la compra de materiales para recursos de aprendizaje de los estudiantes que el sistema no les está facilitando, esto les resta oportunidades de mejorar sus condiciones de vida”.

Agregó que hay un sobre esfuerzo de los docentes de multigrado en la planificación didáctica invirtiendo hasta 5 horas diarias de tiempo extraescolar para hacerlo, lo que para Bonilla representa un “riesgo significativo para el autocuido y la satisfacción del docente con su trabajo en el contexto rural”.

El investigador determinó que existen condiciones de las escuelas multigrados que deterioran la equidad de la educación, entre ellas: “el acceso mínimo a agua potable, el poco acceso a tecnología educativa, la ausencia de bibliotecas en los núcleos educativos rurales y el bajo nivel de acompañamiento pedagógico al multigrado”.

Herramientas lúdicas para la participación

En diferentes territorios del país el CEPS facilitó el proceso para la creación de cuatro herramientas lúdicas que tienen por objetivo promover la participación de la comunidad en los asuntos educativos desde los distintos espacios sociales.

Mijali Lau, subdirectora del CEPS, menciona que “para la creación de estas herramientas se tomaron en cuenta las necesidades y expectativas que los distintos grupos participantes del proyecto tenían sobre la forma en que deben participar. Como resultado de este proceso las herramientas abordan cuatro ejes: calidad y calidez educativa; corresponsabilidad educativa; pedagogía del afecto; y, participación e integración de la familia”.

Agregó que “estas herramientas pretenden ser instrumentos que permitan a los equipos docentes, estudiantes, padres y madres de familia mejorar su desempeño en pro de la calidad de la educación, participar de manera lúdica en la gestión educativa y de calidad en sus municipios”.

Graciella Mashall, directora del CEPS, expresó sobre los tres años de trabajo que “la calidad en la educación representa transformación y futuro, por lo tanto, es un reto continuar con la iniciativa y desarrollar acciones coherentes con este fin”.

El proyecto “La calidad de la educación, una responsabilidad de todos y todas” fue implementado gracias al apoyo de la Unión Europea, en el marco de objetivos comunes respecto a la mejora de la educación nacional.