Escuela de artes, comunicación y televisión para sordos y ciegos, recibe asistencia técnica de Ieepp

Publicado el

El Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) brindó asistencia técnica sobre análisis de presupuestos públicos a un grupo de estudiantes de comunicación de la Escuela de artes, comunicación y televisión para sordos y ciegos de Estelí.

Tania López, coordinadora de proyecto de Ieepp, expresó que la escuela mostró el interés de formar a sus alumnos en presupuestos públicos. En cuanto al contenido del mismo, dijo que: “hablamos de políticas públicas y presupuesto, principalmente municipal. El taller fue bastante introductorio, se les mostró donde buscar la información en línea y algunas plataformas como los observatorios para tener información ya procesada”.

 Tania López, coordinadora de proyecto de Ieepp y facilitadora del taller.

De acuerdo a López, preparar la metodología y la logística del evento fue todo un reto para el equipo Ieepp puesto que significó “salir totalmente de lo cotidiano ya que el desafío consistía en mantener la atención de los jóvenes y ayudarles a seguir el hilo temático”.

“Les interesó mucho conocer sobre la inversión municipal en Estelí para monitorear cómo y en qué gasta la municipalidad. Además se entusiasmaron con la idea de promover demandas para que se destine presupuesto a personas con discapacidad y se logre así una mayor inclusión”, recalcó López.

Lecciones aprendidas

Además de significar un reto para los facilitadores del taller, la experiencia dejó varias lecciones aprendidas al equipo dado que el trabajo con sordos y mudos era una experiencia de trabajo totalmente nueva.

“Como facilitadora fue toda un experiencia trabajar con este grupo, requeríamos estar abiertos a otras formas de comunicación, prestar atención al lenguaje corporal, entre otras cosas”, detalló López.

Por otro lado, los participantes del taller propusieron traducir algunas publicaciones al lenguaje de señas, al Braille, “algo que no habíamos contemplado en el trabajo”, mencionó.

Además, resaltó que “ningún facilitador del equipo conoce y usa el lenguaje de señas, lo que nos hizo reflexionar sobre esta necesidad”.

“Los que fuimos a facilitar el taller, sin duda, aprendimos mucho de ellos”, concluyó la coordinadora de proyectos de Ieepp.