Política exterior, defensa y seguridad: ¿hacia dónde vamos?

  • VI Informe de Gestión analiza los hechos más relevantes

Un análisis de los hechos más relevantes en el ámbito de la defensa nacional y la seguridad pública, así como las tendencias que marcan la política exterior del gobierno de Nicaragua, es lo que brinda el VI Informe de Gestión (julio 2009- febrero 2010) que presentó el pasado martes 27 de abril en un hotel capitalino, el  Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP).

El documento que IEEPP elabora desde el 2007, analiza y evalúa el trabajo de las instituciones públicas que dirigen, coordinan y ejecutan las políticas y planes del sector política exterior, seguridad pública y defensa nacional.

Javier Meléndez, asesor del Programa de Seguridad Democrática, quien estuvo a cargo de la presentación del Informe, mencionó que en el ámbito de la defensa nacional uno de los hechos más significativos fue reforma a la Normativa Interna Militar del Ejército de Nicaragua, la cual generó suspicacias en la opinión pública, puesto que –aunque era una “necesidad institucional”–, se produjo en un contexto político “caliente”.

Un riesgo que se observa en esta normativa es que “deja una ventana abierta para que los altos mandos del Ejército pudieran discrecionalmente, alargar el tiempo que quieran su permanencia en la institución”, indicó Meléndez.

Otros acontecimientos que se valoran en el Informe son: la posición del Ejército ante el golpe de estado perpetuado al entonces presidente hondureńo Mel Zelaya, la adhesión de Nicaragua a un acuerdo político para conformar un Comité Permanente de Defensa y Soberanía del ALBA-TCP, lo que se podría “considerar como un primer paso para la posible creación de una alianza militar en el marco del ALBA”, menciona el documento.

Policía con leve desmejoramiento de su legitimidad social

En materia de seguridad pública, IEEPP destaca dos aspectos alrededor de la situación de la Policía Nacional: Se registró una leve mejoría con respecto a los ańos anteriores, y segundo, se produjo un leve desmejoramiento de su legitimidad social, esto debido a la poca beligerancia policial ante las agresiones que sufrieron representantes de la sociedad civil por parte de simpatizantes del Frente Sandinista, así como la aparición de oficiales policiales en actos meramente partidarios.

Como logro institucional se menciona la desaceleración del delito que se redujo de un 11% a 9%, según datos recopilados hasta diciembre del 2009.

En política exterior se refleja una relación de “sube y baja” con el gobierno de Estados Unidos, que canceló la Cuenta Reto del Milenio (62 millones de dólares) ante las denuncias de fraude electoral de las elecciones municipales del 2008.

Por el contrario, la adhesión al ALBA es asumida como la “lógica de ser de la política exterior” de Nicaragua, de la cual deviene unas relaciones de cooperación que han sido cuestionadas por la estela de secretismo y falta de transparencia.

Diputado Aguirre: Política exterior “desordenada”

Los hallazgos del Informe en política exterior, fueron comentados por el diputado liberal y ex canciller de la República, Francisco Aguirre Sacasa, quien lamentó desde un inicio la falta de apertura informativa por parte de las instancias gubernamentales, lo que impidió enriquecer más el trabajo.

Aguirre califica la política exterior como “desordenada” y considera que “el Presidente Ortega improvisa esa política de estado”, que acompańa con una posición conflictiva ante los donantes de Nicaragua.

Tradicionalmente la ayuda internacional comprende el 8% del Producto Interno Bruto (PIB), la tercera parte del presupuesto general de la República y el 80% de los programas de inversión pública.

En contraste “no hemos visto que la colaboración venezolana haya financiado una sola carretera, una escuela, un centro de salud… sí sabemos que una parte fue utilizada para ayudarle al gobierno a resolver la escasez de energía…”, seńaló el ex canciller.

El recorte “en un 90%” en apoyo presupuestario, fue otro de los datos que presentó Aguirre, como consecuencia de la política exterior del presidente Ortega.

Javier López Lowery: Una “policía cuadrada” genera problemas operativos

El buen desempeńo policial en la disminución de la actividad delictiva, fue uno de los elementos que planteó Javier López Lowery, Ex Sub Director de la Policía Nacional y comentarista del tema de seguridad pública.

Nicaragua registra el más bajo índice criminal de toda Centroamérica con cerca de 13 homicidios por casi cien mil habitantes.

Sin embargo, seńaló que se mantienen en pie varias debilidades tanto a nivel operativo como institucional: “Siento que la Policía es como cuadrada, no piramidal porque ahora hay tanto número de organizaciones dirigentes arriba como en la base, y eso crea un problema de dirección operativa, en la administración de los recursos  operativos”.

“Creo que la Policía necesita un proceso de reingeniería no motivado por otras razones, sino de estricto contenido técnico operativo”, agregó López.

La institución policial también mantiene un presupuesto insipiente, que se refleja en la baja disponibilidad de combustible de las patrullas que reciben de dos a 4 galones de gasolina al mes.

López seńaló la necesidad de poner a funcionar algunas iniciativas dirigidas a mejorar los niveles de seguridad como la Comisión Nacional de Convivencia y Seguridad Ciudadana “para normar la participación ciudadana en sus propios problemas”.

Maradiaga critica la “amistad peligrosa” con Venezuela

El ex secretario general del Ministerio de Defensa, Félix Maradiaga, cuestionó en materia de Defensa, “la amistad peligrosa” que propicia el presidente Ortega con el Ejército de Venezuela, cuyo lema es, según citó: “patria, socialismo o muerte”.

Maradiaga planteó sus dudas sobre la conveniencia de un progresivo acercamiento y “posterior alianza estratégica” con las fuerzas armadas de Venezuela, siendo que Nicaragua cuenta ya con un “excelente sistema de relaciones” con sus pares de la región y con el Ejército de Estados Unidos, “que continúa siendo su principal fuente de cooperación”.

Maradiaga criticó el bajo nivel de profesionalismo y partidización del ejército venezolano. “¿Ese es el tipo de amistades que queremos para nuestra institución militar nicaragüense?, ¿puede aprender algo constructivo para la democracia; de las fuerzas armadas de Venezuela?, inquirió el ex funcionario del Ministerio de Defensa.

Documento

pdf VI Informe de Gestión
Formato: pdf / Tamaño: 4.11 MB / Ha sido descargado 232 veces

Galería

Esta entrada fue publicada en Actividades. Guarda el enlace permanente.